La filial suiza de Wittenstein, en pleno crecimiento, crea 90 nuevos empleos