Somos una empresa familiar que nace en Benabarre (Huesca) en el año 2012. Nuestro proyecto Jabones del Pirineo, surge motivado por la inquietud y la necesidad personal, de recuperar la esencia de todas las cosas buenas, sencillas y naturales que nos hacen sentir bien, aprovechando los recursos de la naturaleza que nos ofrece la Comarca de la Ribagorza. Todo ello unido, al respeto por el medio ambiente, a nuestra gran afición a la artesanía y al diseño, y a las cosas bonitas hechas con mucho cariño.
Todos nuestros jabones están elaborados artesanalmente mediante el proceso de saponificación en frío, conservando así en el jabón, las propiedades de sus ingredientes. Son jabones naturales a base de aceite de coco, un aceite que les aporta una excelente cremosidad. Este aceite vegetal, posee excelentes propiedades beneficiosas para la piel porque es un gran emoliente, protector y regenerador dérmico, de manera que limpia en profundidad dejando la piel suave e hidratada. Cada variedad de jabón está enriquecida con aceites y extractos que aportan propiedades concretas en cada caso, y fragancias que proporcionan una agradable sensación. No contienen ningún tipo de detergencia, por ello, están indicados para las pieles más sensibles. Se pueden utilizar diariamente en cara, cuerpo y manos. Están envueltos y empaquetados cuidadosamente a mano, presentados en un bonito y delicado packaging.