La clave de la profesión de farmacia es SERVIR AL PACIENTE y, en su evolución, debemos conseguir que el medicamento sea el remedio último. Para ello, hay todo un conjunto de actuaciones que desde la farmacia podemos llevar a cabo. La información al paciente
es vital, concienciarle de sus hábitos diarios y proponer pautas más saludables es clave. Darle la ayuda sanitaria que necesita. Para conseguir este objetivo hay que tener en cuenta varios aspectos importantes que se traducen en los valores
de nuestra farmacia.

Empresas similares